La lágrima y la estrella

Dennis Ripoll

image

Eduardo esperó a que su madre se durmiera e inmediatamente, la recibió en su sueño con un beso y un abrazo.

– Hoy quiero llevarte a un lugar especial -le dijo el niño.

No era la primera vez que hacían ese tipo viajes a lugares remotos. Eduardo, poco a poco, estaba recorriendo con su madre todos los rincones alejados de la creación y ella, con gusto, lo acompañaba.

Alejándose de la tierra, dieron muchos giros extraños, cruzaron por debajo de nubes de polvos de colores fantásticos. Pasaron par de agujeros negros y tocaron más de dos supernovas a punto de estallar. Más allá de la constelación de Orión, en una galaxia pequeña y en un planeta menor -una bolita insignificante en comparación con toda la luz que habían acariciado en aquel viaje-, llegaron a una fuente. Más que fuente, aquello era un pozo no mayor a una mesa para seis…

View original post 487 more words

About juanfilpo

http://www.juanfilpo.com
This entry was posted in Knowledge. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s