Algo falla en el universo

Dennis Ripoll

image

Esta vez fue Dios quien buscó a Eduardo. Lo encontró conversando animadamente con uno que acababa de llegar al cielo. Al verlo, el pequeño corrió y se le tiró encima. Dios lo recibió con un cálido abrazo.

– ¡Papá! -lo saludó Eduardo.

– ¿Dónde has estado? -le preguntó Dios.

– Hablando con todos. Por aquí, por allá.

Al hablar, Eduardo hizo unas señas con las manos que hicieron que Dios se riera a carcajadas. El niño lo acompañó con la suya y, luego, salieron a recorrer la creación.

Bajaron a la tierra y se acercaron al mar, cerca de donde Eduardo había pasado todos los años de su vida, unos seis. Como dos pájaros sobre una cuerda, se acomodaron en un rayo de sol.

– Cuando me encontraste, hablaba con Elías, un hombre que murió a los veinticuatro años en un accidente laboral. Dejó desamparadas a su esposa y sus…

View original post 171 more words

About juanfilpo

http://www.juanfilpo.com
This entry was posted in Knowledge. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s